Tipos de instrumentos financieros en bolsas

Las bolsas de valores son enormes de mercados en los que podemos encontrar diferentes opciones de ahorro e inversión.

Cada una posee respectivas ventajas y características a fin de que puedan funcionar con suficiente beneficio para un plan de negocio.

Forex son las más conocidas pero también están otras alternativas fiables y menos volátiles como las materias primas y los contratos por diferencia.

Ninguna es mejor que otra. La clave está en estudiarlas cada una a profundidad e ir comparando con lo que deseamos lograr al invertir en la bolsa de valores.

¿Quieres ganar dinero en trading en 2019? Entonces este será el primer paso fundamental para arrancar con prosperidad el año que está a punto de comenzar.

Divisas o Forex

El mercado de divisas, también conocido como Forex (Foreign Exchange), es uno de los más grandes que existe en su clase.

Negocia billones de dólares de forma diaria gracias al intercambio de diferentes pares de monedas extranjeras.

Dicho canje funciona a partir de la tasa de cambio de cada moneda, la cual está abierta a cambiar por diferentes parámetros:

* Confianza de la inversión.
* Situación político – económica.
* Política internacional.

Ahora bien, es de los mercados que se caracteriza por operaciones de gran velocidad y ganancias cortoplacista.

El intercambio de las monedas puede darse entre días, minutos, horas e incluso, segundos.

De ahí que, pese a que las ganancias son “instantáneas” es necesario contar con conocimiento avanzado tanto en finanzas, mercados, como proyección y tendencias.

Lo otro es tener gran control de cada decisión y saber trabajar bajo presión.

Negociar con Forex es negociar con un activo sumamente volátil, es decir, en un segundo puede cambiar la cotización, y por consiguiente, el beneficio que esperas recibir.

Materias primas o commodities

Las materias primas son otra alternativa para quienes no desean lidiar con el apoteósico mundo de Forex.

De hecho, cuando la inestabilidad y volatilidad se hacen presente en ese sector, es indudable que las actividades en commodities se incrementan.

De ahí que reciban su apodo de “activo refugio”. Protegen los capitales debido a lo poco cambiante que son en comparación a las cotizaciones de las divisas.

Ahora bien, esto no les exime de cambios inesperados en los precios (volatilidad) y ser reflejo de hechos sociales, políticos e internacionales.

Es más, al incluir elementos como el trigo, el petróleo, o el oro, es indudable que lo que ocurra fuera del mercado tendrá repercusión dentro de él.

También es importante estar consciente del nivel de conocimiento que exige el invertir en materias primas.

Debes conocer cada sector específico: soft, carnes, granos, energías, metales preciosos.

Estar al pendiente de los periodos de mayor provecho y demanda para aprovecharlos a tu ganancia.

E incluso, aliarte de las diferentes maneras en que puedes negociar con materias primas.

Uno de esos métodos son los…

Contratos por diferencia

Los contratos por diferencia o CFDs no son propiamente un instrumento financiero.

Sin embargo, los hemos incluido acá porque resulta una de las mejores formas de negociar con activos tales como materias primas y divisas.

El contrato por diferencia consiste en establecer un acuerdo de compra – venta con otro negociador, imponiendo tanto un precio específico y un momento de entrega a tiempo futuro.

Si quieres dedicarte a la especulación, presta mucha atención porque te va a interesar enormemente.

Durante la fecha de espera para la entrega del activo subyacente en el contrato puedes renegociarlo con un tercero.

Tendrás que tomar en cuenta el precio por el que has pagado, la proyección que podría tener el activo a futuro, y decidir el momento más óptimo para un nuevo compromiso.

La diferencia que exista entre la cotización que hayas pagado y la nueva por la que te hayan pagado terminará siendo el nivel de ganancia obtenido.

Ahora bien, es necesario que se tome en cuenta la proyección de la demanda del activo.

Si realizas el acuerdo en un momento en que es poco requerido, esto condicionará un bajo nivel de ganancia por el cual puedas establecer un nuevo acuerdo.

Acciones en empresas

Las acciones en empresas son un instrumento sumamente clásico cuando se habla de invertir en bolsa.

El funcionamiento es muy básico: compras una participación en cierta empresa, procurando obtener ganancia en base a su posible evolución y condición.

Es posible entrar en el negocio a través de las más importantes firmas a nivel internacional.

Sin embargo, a veces suelen requerir cierto nivel de capital poco complejo para los principiantes.

¿Quién te puede ayudar? Pues un buen operador financiero.

Además de que su función es la de ejecutar las decisiones de inversión que tomes, muchos tienen la opción de apalancamiento.

Es un método con el que “prestan” dinero a fin de apoyarte a alcanzar una operación.

Eso sí, debes tener cuidado con el nivel de apalancamiento porque puede representar una deuda con el operador.

Mucho más si no te manejas adecuadamente.

Deja un comentario