¿Por qué diríase que las criptomonedas son una burbuja?

El siguiente no es un simple tratado contra las criptomonedas.

Solo es una instrucción de advertencia basada en la historia, la teoría, y la valoración de ciertos especialistas en economía.

Pues ya antes de saltar a cualquier clase de inversión, así sea llamada “la nueva economía”, debe saber todos y cada uno de los peligros a aceptar.

El invertir en las famosas divisas virtuales va más allá de aprovechar lo último de lo último en tecnología para generar rentabilidad. Recuerde, toda moneda tiene dos caras.

No se ciegue frente a lo que no le agrada saber. Aprenda y entienda para estar prevenido cuando le pregunten: ¿Por qué diríase que las criptomonedas son una burbuja?

¿Qué es una burbuja en economía?

De acuerdo a las ciencias económicas, la burbuja económica ocurre cuando el costo de un producto financiero se convierte en especulativo, incontrolable, anormal por un periodo prolongado de tiempo, alterando el ambiente de los mercados.

Ya con estas características podemos ver el reflejo de lo que han generado las famosas divisas virtuales. Mas, hay más que entender…

Aparte de ser anormal, incontrolable, y especulativo, dicha cotización tiende a alejarse cada vez más del valor real del producto que estima.

El entorno ideal a fin de que ingresen nuevos compradores a promover su proceso especulativo, adquiriendo poco a poco más activos para entonces poder venderlos a precio mayor en el futuro, esto deviene en una espiral de subida continua, alejada cada vez del precio real.

La cotización puede lograr costes absurdos hasta el momento en que sucede el crack, o, estallido, de ahí el nombre de burbuja económica.

Cuando sucede ese crack, el coste absurdamente elevado pasa a caer estrepitosa, repentina y bruscamente, llevándolo incluso a un valor inferior al real, y dejando a los menos incautos con muchas deudas qué pagar.

Las burbujas económicas tienen como primordial características la incertidumbre, la especulación y la racionalidad limitada. No obstante, también sin ellas se pueden generar.

Esto ha ocurrido con una mayor frecuencia últimamente, produciendo burbujas económicas por procesos de coordinación de precios o bien nuevas normativas sociales.

Las imborrables burbujas financieras

Las criptomonedas no han sido los únicos activos relacionados con este fenómeno financiero.

De hecho, solo hace falta comprobar algo de historia reciente para descubrir ciertas más inolvidables burbujas financieras. Entre ellas están:

La gran recesión

Un lúgubre homenaje a la gran depresión ocurrió esta vez en dos mil ocho cuando desde E.U. comenzó a formarse una burbuja económica por diferentes causales: fallos en la regulación económica, alta tasa de delitos bancarios, sobrevaloración de productos, crisis energética, crediticia, hipotecaria y alto nivel de falta de confianza en los mercados.

La enorme recesión empezó con la ruina del banco estadounidense, Lehman Brothers, repercutiendo después en el resto del continente y disipándose a países tan lejanos como Corea del S., Eslovaquia, Turquía y Siria.

Solo en Latinoamérica, tras la caída de la entidad estadounidense, fueron inmersos en la recesión Venezuela, México, Argentina, Nicaragua, Costa Rica, Chile, Brasil y Colombia, con diferentes niveles de contracción económica.

La Burbuja puntocom

Con el ingreso de internet a la sociedad, se vinieron una serie del desarrollo en los valores de las empresas pioneras en la entonces nueva tecnología de información y comunicación.


Sin embargo, a pesar de todos las ventajas que conllevaba y que al sol de hoy tiene, la Burbuja puntocom fue una corriente especulativa muy fuerte que empezó en 1997 y finalizo en dos mil uno.

Las bolsas de valores vieron un incremento importante del valor de las empresas vinculadas a internet, incluso, llamándose a esto: una nueva economía.

Sin embargo, ciertas altamente cotizadas comenzaron a quebrar estrepitosamente, ingresando al luctuoso grupo de Empresas puntocom.

El incremento de la cotización de sus valores, la especulación individual y la enorme disponibilidad de capital de peligro crearon un ambiente ensoñador que reventó en forma suave mas que designó una poderosa recesión en varias naciones de Occidente.

Burbuja inmobiliaria en USA y España

Por mucho tiempo los analistas no lograron ponerse conforme en si de verdad los valores de los inmuebles tenían un incontrolado y especulativo incremento.

Todo hasta el momento en que por último ocurrió el pinchazo en el último mes del año de 2007, generado por la brusca caída de la demanda en inmuebles. La misma siguió hasta dos mil once, alcanzado niveles del cuarenta por ciento .

La causa: la incapacidad del mercado de absorber toda la oferta de las residencias construidas.

Si bien el fenómeno tuvo como centros tanto USA como Europa, en este último, sobre todo, en España, aun se prosiguen viendo notables consecuencias de la Burbuja inmobiliaria.

Solo durante 2015 en ciertas comunidades como Aragón, Castilla-León y el País Vasco, se empezaron a ver costos estables en las residencias nuevas, y en solo en otras como Andalucía y la Comunidad Valenciana tuvieron un repunte de entre 1 a 5 por ciento .

El tic tac de una burbuja económica

Una burbuja económica tiene cinco etapas que van dictaminando la proximidad al crash en el que sus costos van a ir a pique.

Estas fueron descritas por el economista, Hables Kindleberger, en una estructura básica que comienza por la etapa de la substitución.

Con la substitución se ve como el incremento del valor de un activo va poquito a poco aumentando, desplazando a otros instrumentos financieros.

Después viene el despegue, con el que las compras especulativas van poniendo su grano de arena para adquirir y adquirir, planteando la venta futura a un precio cada vez mayor para generar utilidades.

La compra alcanza niveles semejantes con precios cada vez más elevados a la venta que ingresa a la tercera fase: la exuberancia.

Mas esto no es siempre eterna, luego viene la cuarta fase en la que empiezan a escasear compradores por los costes tan exuberantes, y entonces, a algunos no les queda de otra que comenzar a deshacerse de esos “valiosos” activos.

Por último, ocurre el crash. Estalla la burbuja y los precios van en caída libre, ahora escaseando las ganancias, y solo aumentando las deudas.

Hablan los expertos

En el estudio de la historia y en el reconteo de sus características, es realmente posible hallar aspectos diarios de las criptomonedas.

Ahora bien, veamos lo que charlan los especialistas sobre si de verdad pueden considerarse a las criptomonedas como una burbuja financiera.

“El Bitcoin es la madre de todas y cada una de las burbujas apoyada por charlatanes y estafadores.»
– Nouriel Roubini, maestro de economía en la Universidad de la ciudad de Nueva York.

“El Bitcoin es una idea verdaderamente inteligente pero no se transformará en una parte permanente del planeta financiero.”
– Robert Shiller, Premio Nobel en economía.

“Por la velocidad de la subida, incluso suponiendo que sea un buen valor. Es muy sospechoso, por muy buena inversión que sea, que veamos que multiplica su valor por 10 veces en menos de un año, sobre todo frente a la ausencia de verdaderos cambios en los usos financieros que pudieran justificarlo.”
– Luis Ferruz Agudo, Analista financiero.

“El alto porcentaje de «inversores» que compra el Bitcoin sin tener la más recóndita idea de lo que es Bitcoin, ni tan siquiera una idea clara de para qué sirve y, por supuesto, sin haberlo utilizado jamás. ¿Se acuerdan de la Burbuja puntocom? pasó exactamente lo mismo”.
– Francisco Javier Rivas, Economista.

Deja un comentario