5 claves para ser un inversor value

La inversión value investing no es la preferida en el mundo financiero, el motivo es lógico: Haz lo que otros no hacen, la mejor referencia de los inversores novatos y experimentados son los grandes inversionistas.

La inversión Value Investing o VI fue utilizada por Peter Lynch o Warren Buffett, en la práctica consiste en hacer todo bien yendo contra corriente, por ejemplo, las noticias económicas déjela un poco olvidada.

Si desea conocer cómo funciona la inversión Value Investing, les puedo adelantar que la constancia no es una opción, es una obligación, posee flexibilidad en algunos aspectos, en otros no.

Claves para invertir en Value Investing

La primera es el ahorro. Este es vital para cualquier inversión, hasta Forex con un bróker, la diferencia es que en la inversión VI es más estricta, las bolsas de valores exigen poseer un ingreso fijo.

Es verdad que el mundo financiero no se puede predecir, eso es distinto a ser una lotería, hay elementos ya comprobados que permiten obtener ganancias. Los millonarios con las bolsas operan con el interés compuesto.

El ahorro está compuesto de varios participantes: el trabajador que desea un ingreso a futuro, los bancos y las bolsas de valores. El 90% para comenzar a invertir lo representa el inversor.

Ahorrar para la inversión Value Investing requiere sacrificar entre unos 20 y 30 años de su vida, para eso se necesita tener disponible varias cuentas bancarias, con una encargada de recibir los ingresos totales.

La cantidad seleccionada el primer día puede cambiar siendo más alta, no baja. Si esa vez puso 200 dólares o euros, procure cuando pueda unos 500, así se irá incrementando la cifra y cantidad acumulada.

Ese dinero es intocable, cada 6 meses pasará en una transferencia a la acción o fondo que seleccionó para invertir. Por ejemplo, si en su trabajo le pagan de forma mensual un bono de tres sueldos, inviértalo.

Si de forma anual le pagan un gran bono, también lo puede invertir. La idea es que el dinero a transferir al fondo o acción sea intocable a menos que ocurra un hecho de fuerza mayor, no unas vacaciones.

La idea es que el dinero para la Value Investing sea un ingreso extra, no su sueldo o salario regular. Por ejemplo, si este año logró ahorrar unos 1000 euros o dólares, con un 10% de rentabilidad, comenzará el próximo con 1100.

Sigo con el mismo ejemplo, poseerá 1210 dólares o euros en dos años, esto es gracias a los intereses, los primeros 100 por los intereses devengados le ofrecerán ganancias.

Los intereses funcionan así, si la primera inversión fue 200 dólares o euros, eso comienza siendo una pérdida que después se recupera al cobrar intereses con intereses, así va de forma progresiva.

Se debe tomar en cuenta la situación económica del país, en América Latina no es lo mismo una economía estable como México o Colombia, a una con una crisis perenne, como Venezuela.

Para finalizar todo lo referente al ahorro, es posible, los ciudadanos cuentan con portales web especializados en cálculos financieros y la tendencia es que a pesar de las crisis económicas crezca la rentabilidad de las bolsas de valores.

La segunda clave son los conocimientos financieros. El value investing triunfa no por llevar la contraria a la mayoría, sino saber hacerlo. Quienes toman el riesgo deben estar claro de todas sus consecuencias.

El value investing exige un compromiso total, si ese no es tu casomejor abandona esta forma de inversión. Eso lo puede comprobar con anticipación revisando los las opiniones y comentarios de los foros.

Los reviews también te ayudan, importa es que invierta en algún activo y forma en que te sienta satisfecho.

La tercera clave es la rentabilidad. Peter Lynch aclara varios aspectos: primero las pérdidas, son inevitables, entre un 10% y 30% entre seis meses y un año si opera en las bolsas de valores.

Una forma de inversión más conservadora son los fondos de gestión pasiva, aquí será mero espectador del mercado. Esto sale a coalición porque hay inversores que le tienen miedo a las bolsas de valores.

Lo normal es que el inversor se prepara para la buena época, no la mala. Peter Lynch llegó a obtener una rentablidad de 22,5% como mucho y un 16,5% en promedio, porque se mentalizó también para los riesgos.

La cuarta clave son las noticias. Un inversor value Investing obvia los gestores, las noticias y reportes económicos, su inversión es a largo plazo, a corto no le importa.

El tiempo promedio para empezar a obtener sus ganancias serán siete años, y conforme pasa el tiempo aumentará su rentabilidad.

La última clave es la filosofía del value investing. Es el aprendizaje continuo, saber que incluso el inversor experto puede fallar. El VI no es una ideología, tampoco una fórmula matemática.

Si los pequeños inversionistas no están convencidos mejor busquen otra forma para obtener ingresos.

El value investing es otra forma de inversión que pueden elegir los ciudadanos de cualquier país, ya si le gusta o no queda determinado por la economía del país y su perfil financiero.

Si ya se decidió a invertir con value investing recuerde que tendrá momentos buenos y malos, ni los mejores inversores de la historia pueden evitar las pérdidas.

Deja un comentario